June 29, 2017

Dígale NO a los circos

Llevando información a la comunidad sobre distintos temas de crueldad hacia los animales ADDA fue pionera con sus campañas en vía pública. Algunas de éstas fueron: contra el uso de animales en espectáculos, circos y similares; contra la venta indiscriminada de cachorros; contra el tiro a la paloma; contra la vivisección; contra la matanza de ballenas; contra las fiestas taurinas en países extranjeros, y para prevenirlas en nuestro país; etc.

Los circos y otros espectáculos similares son ámbitos donde la esclavitud de los animales es más evidente.Todo lo que podemos analizar en cuanto a la vida en los circos, a los entrenamientos y a los traslados, viene a posteriori de ese gran pecado que es el despojar a un ser silvestre de su entorno natural y su posibilidad de vivir con los de su especie ejercitando sus patrones de conducta.

Si bien en los circos suelen trabajar animales domésticos como perros, estos nunca llegan a padecer tanto como los silvestres.

Años atrás los circos eran los únicos espectáculos que llegaban a pequeñas poblaciones de provincia y a pocos se les hubiera ocurrido cuestionar la esclavitud de los animales que traían consigo. Desde hace décadas no sólo se cuestiona esa actividad sino que existen espectáculos circenses sin animales que hacen las delicias de chicos y grandes, como el Circo Du Soleil de Europa que recorre el mundo con fantásticos espectáculos.

En 1995, tras una investigación que ADDA hiciera sobre el Circo Rodas, la entidad estuvo en condiciones de presentar una denuncia penal por cruelad hacia los animales, con lo cual consiguió que la Justicia confiscara al Rodas todos los animales, los que fueran trasladados al Parque Zoológico de Buenos Aires. Uno de los animales más maltratados fue el elefante hembra Mara y el chimpancé Junior. El circo mencionado, sin sus animales se vio obligado a cerrar sus puertas.

EN BUENOS AIRES QUEDARON PROHIBIDOS LOS CIRCOS QUE UTILICEN ANIMALES.

Durante 2004, mediante un proyecto de ADDA subscripto por otras entidades proteccionistas, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires prohibió el ingreso y el desempeño de circos con animales en esta Capital.