December 18, 2018

Dí­gale NO a los abrigos y artí­culos de piel

El comercio de pieles de animales esconde un grado de crueldad inmenso para con los especímenes que se utilizan, ADDA ha mantenido la continuidad de campañas de información sobre este tema. La entidad sostiene que cada año millones de animales son sacrificados en todo el mundo para proveer a la industria peletera.

El 50% de los animales que mueren en estas circunstancias se cazan con trampa cepo de mandíbulas de acero, instrumento que atrapa a los animales, lastimándolos, fracturándolos y mutilándolos, con frecuencia sin provocarles la muerte que sobreviene a veces después de muchas horas o varios días, en oportunidad en que el cazador pasa recogiendo lo que considera el producto de la caza. La trampa cepo se utiliza en muchos países del mundo, entre los cuales se encuentra Argentina. En el interior de mnuestro país es la trampa más popular.

Las presiones de las entidades defensoras de los animales hicieron que la Union Europea librara la Resolución -3254/91 adoptando dos provisiones : prohibir el uso de la trampa cepo de acero para todos los miembros de la Unión a partir de Enero de 1995 y la importación de pieles de países que tuvieran esa trampa u otros métodos crueles. Esta Resolución de la Unión Europea fue postergándose a pesar de las comisiones que funcionaron en todo el mundo para estudiar el caso desde diversos ángulos.

ADDA entidad que había estudiado y trabajado en el tema de la trampa cepo y sus implicancias desde 1982, integró en la década del 90 la Comisión que se formara en Argentina bajo el auspicio de IRAM como rama de ISO – Organismo Internacional de Normatización al que se había encargado este tipo de análisis para conseguir la aceptación de una trampa considerada “humanitaria”.

En la Comisión, la Presidenta de ADDA Martha Gutiérrez fue designada por todos los miembros. mayormente  veterinarios  para ocupar el cargo de Presidenta de la Delegación Argentina que viajaría a Canada para asistir al Plenario de ISO.

Martha Gutiérrez agradeció la designación de la Comisión pero dijp que no aceptaba el cargo de Presidenta de la Delegación Argentina y pasó ese cargo a una veterinaria. La presencia de Martha Gutiérrez en la Asamblea era muy importante, el tópico principal era rechazar el término “humanitaria” para considerar la trampa superficialmente mejorada,  ella trabajó por ello y el voto Argentino hizo que este objetivo se cumpliera.

Sin embargo las trabas surgían por doquier y ante la inminencia del cumplimiento de la prohibición de la Res. 3254/91 de la UE, países fuertemente peleteros desafiaron la reglamentación apoyándose en las necesidades de libre comercio,  con distintas derivaciones.

La trampa cepo sigue siendo usada, los animales padecen la tortura de sus huesos fracturados mientras que los países en pugna prosiguen, apoyados por organismos de competencia argentinos dilatando la prohibición de su uso. Las sociedades proteccionistas, especialmente en USA y Europa, siguen trabajando en todos los frentes contra este cruel instrumento.

A pesar de los convenios que pueda firmar nuestro Gobierno respecto al comercio de pieles, el argentino medio está haciendo un cambio en su estilo de vida en lo que hace al uso de abrigos de piel y ADDA ha comenzado a llamar su atención sobre la importancia de extender este cometido a la abstención de uso de otros artículos realizados también con pieles de animales, como cuellos y puños de prendas, adornos para el pelo y hasta juguetes.