December 18, 2018

Campaña ADDA para televisión y radios de todo el país – Los Animales tienen Derechos

ADDA lanza su campaña anual a través de los medios audiovisuales de Argentina, tal como lo viene haciendo desde hace 25 años  y está especialmente destinada a avanzar con la conscientización de la comunidad  en cuanto a  derechos de los animales y su bienestar.

Sucede que existen individuos que aún afirman que los animales no tienen derechos, debido a que no tienen obligaciones. El Derecho Positivo debe ir receptando la  evolución de la humanidad tomando en cuenta el Derecho Natural. El Derecho no es una ciencia exacta, sino que tiene que ir ampliándose con la incorporación natural que el ser humano se ve precisado a hacer en su relación con el entorno,  la sociedad, la familia, el trabajo, la naturaleza, etc.

Tanto la legislación interna de los países, como los tratados globales o internacionales están receptando las luchas por conseguir derechos para los animales a partir de una postura ética en relación a los padecimientos de estos como animales mismos y no como objetos de propiedad del ser humano. Hace 31 años que elaboro las bases para el trabajo de ADDA tomando en cuenta estos reclamos.

Justamente, en relación a esta postura, 18 años atrás,  logré aplicarla a un tratado internacional cuando, como periodista fui parte del equipo de redacción del Tratado de Etica surgido de ECO 92 – La Cumbre de la Tierra,  en Río de Janeiro. Concurrí a este evento enviada por el centenario diario La Unión,  de Lomas de Zamora. En esas circunstancias, con el apoyo de todo el equipo del Proyecto de  Ética, logré incluir la consideración del valor existencial intrínseco de los animales no humanos, más allá de sus valores utilitarios.

Tomemos el caso de los equinos de trabajo. Este es un ejemplo típico en el que no se toma en cuenta el padecimiento de los mismos, en virtud de que los seres humanos que los explotan, son gente pobre que no puede alimentarlos. Este estado de pobreza  no puede ser una disculpa para seguir matándolos de a poco, sino por el contrario debe ser el motivo fundamental para no permitir la utilización de equinos a personas que no pueden alimentarlos, tratar sus dolencias con veterinario y en cambio obligarlos a tirar de cargas superiores a sus fuerzas a golpe de látigo para que apuren su desplazamiento. Seguir aceptando esta  realidad fuera de foco es desconocer el Derecho Natural que nos dice que los caballos son seres sensibles al dolor, al abuso, al castigo, a la falta de alimento, a la falta de agua,  a la falta de un lugar limpio donde descansar sin su carga tras una jornada de trabajo.

ADDA solicita normas que releven a estos nobles animales de las tareas de tracción de carga cuando deban depender de personas que no tengan posibilidades económicas  para alimentarlos y preservarles la salud, existiendo formas más económicas para transportar el material reciclable que levantan.

Es absurdo permitir que personas que no pueden mantenerse a si mismas, tengan que alimentar a un equino, un animal que necesita grandes cantidades de alimento diario, vacunas, medicamentos y control veterinario para poder colaborar con las tareas de  tracción.

Nuestra campaña de este año consta de dos videos de 30 segundos cada uno con sus mensajes leídos. El primero está destinado  a educar contra la desvalorización de los animales domésticos de compañía, contra el abandono de los mismos y la necesidad de no darlos en adopción sin esterilizar, para evitar justamente el abandono.  El segundo video y su mensaje leído está destinado a marcar la obligatoriedad del trato piadoso a los equinos, especialmente a los que cumplen tareas de tracción de cargas tal como pudieron leer en párrafo anterior.

En ambos mensajes, nos estamos dirigiendo a la comunidad toda, incluyendo a las autoridades, quienes tienen acceso a los recursos para brindar las soluciones éticas que corresponden.

Es necesario que como ADDA lo hace en forma permanente,  se recuerde a quienes aún disculpan el castigo a los animales, que los animales son como niños pequeños y que no debe  confiarse en que entiendan lo que se les dice. En el caso de los perros,  su capacidad para entender lo que queremos mostrarles, no va más allá de los dos o tres años de un niño humano. Quien podría castigar a un bebé de dos o tres años porque no entiende una orden ?  Por más grande que veamos a un animal, su desarrollo físico no es equivalente a su capacidad de entender. Hace ya más de 20 años que trabajo este tema del castigo a los animales, haciendo entender a la gente las diferencias que tenemos con los ellos en cuanto a la comprensión de  la palabra. Fue hace más de 20 años en Nueva York  hablando con un investigador sobre el castigo a los animales, pude dar forma a un argumento que desde entonces he utilizado cuando hablo del castigo a los mismos, citando la incapacidad de los animales no humanos  para entender nuestros mensajes. Justamente, hace dos o tres meses tuve la oportunidad de leer una carta de un protector de animales del interior del país, que  utilizaba mi argumento en beneficio de los mismos y me alegró pues este análisis es muy gráfico y la gente lo entiende muy bien.

El castigo a los animales no es disculpable jamás.  Nuestra campaña durante 2010 lleva este mensaje a todo el país.

Martha Gutiérrez – Periodista
Presidenta de ADDA